VIVIENDA A | Superficie: 250 m2 | Situación: Pamplona | Año: 2011 | Fotografía: Gorka Bauenza

Se quiere dar un aire nuevo a la vivienda objeto del proyecto. Un cambio sustancial trasmitido por el Propietario. Se desea aligerar los espacios y su contenido para conseguir un equilibrio visual y conceptual aprovechando la amplitud y las vistas. El cambio se origina ya en el hall de la vivienda, donde se decide aunar la colección de arte figurativo del siglo XX hasta el momento dispersa por varias estancias de la vivienda.

Para crear un recorrido lógico y un diálogo en la exposición, se decide suprimir todo tipo de cornisa a los cuadros, unificándolos con un nuevo diseño que realza el valor artístico de la obra. En el salón, un gran elemento formal lo separa en dos zonas diferenciadas: una zona de recibidor, frente a la chimenea y en conexión directa con el hall y otra más recogida e íntima donde se desarrolla la vida de diario y relax de los propietarios.

Este elemento exclusivo, realizado con chapa troquelada con diferentes perforaciones de formas cuadradas, aunque separa, visualmente conecta ambas zonas, calibrando y matizando la entrada de luz que a su vez proyecta sobre las superficies colindantes las formas y sombras de su estructura.

Cada espacio es la expresicón de la composición equilibrada de mobiliario de grandes firmas internacionales junto con mobiliario diseñado a medida, ideado y desarrollado específicamente para esta vivienda como elementos de distinción y exclusividad, conjugando las técnicas de producción más innovadoras junto con artesanales, que logran como resultado una gran personalidad del conjunto.