THE KAVE MADRID | Superficie: 200 m2  |  Situación: Madrid  |  Año: 2019  |  Fotografia: Jose Salto

ESPACIO THE KAVE, EFÍMERA EXCLUSIVIDAD EN CLAVE SECRETA la gran exclusividad de este espacio la marca su carácter efímero, que viene dado por la presencia de un reloj que a modo de contador indica los días que faltan para su cierre (644 desde el uno de enero). A The Kave se accede a través de un recorrido secreto.Clandestinidad con un toque nocturno, canalla y trasgresor, y una iluminación tenue. Volvemos a descubrir un formato ‘speakeasy’ con un marcado carácter envolvente. Encontramos, en primer lugar, una doble barra central en chapa de latón envejecido con remaches. En su parte trasera se encuentra un botellero en madera de nogal con espejo envejecido y en la superior un casetonado de madera teñido en burdeos con espejos. En la zona de exposición o cava, destacan delicados elementos ornamentales enrejados de latón envejecido, inspirados en las decoraciones de los edificios neoyorquinos de principios del siglo XX. Este semiprivado está presidido por una gran lámpara, diseño exclusivo de Ilmiodesign, y una mesa de alabastro retroiluminado.

Una de las zonas con más peso estético en The Kave son los baños, cuyas paredes se venenvueltas en un papel que reproduce una imagen anónima del siglo XVI sobre el infierno y los siete pecados capitales, que han servido de inspiración. Así, en uno de los paramentos encontramos siete hornacinas que representan los siete pecados, con la idea de se inserten fichas de acceso al local en aquel pecado que más les represente. Un juego divertido que pretende conectar con lo más profundo del alma, pidiendo que se desvele cuál es el pecado con el que más se identifica la persona.